domingo, 24 de julio de 2016

FICCIÓN: 10 Lugares de Orihuela en donde pasar auténtico terror: 5. La Plaza de Toros



Mi abuelo me contaba que cuando por la fiesta de los toros visitaba la plaza de Orihuela, pasaba un buen rato.

Pero hay una cosa que dice no poder quitarse de la cabeza.

La imagen de un niño que mientras todos miraban al ruedo este lo miraba directamente a los ojos.

Unos ojos vacíos y tristes, de una cara poco conocida.

Mi abuelo decía que no era el único que veía ese rostro.

Que muchos más se decían testigos del rostro de la muerte, del rostro del dolor y el sufrimiento.

Lo cierto es que cada vez que paso junto a la plaza de toros hay algo oscuro, algo que me aflige. Así que empecé mis pesquisas para ver si había ocurrido algún funesto suceso en nuestra Plaza de Toros.

Y como fruto de mi empeño encontré lo que buscaba en el antiguo nº 18 del desaparecido diario local "ACTUALIDAD".



En junio de 1928, disfrutaba una corrida el niño José Pérez García de 13 años.

Rodaba la camioneta del servicio municipal por la plaza realizando sus menesteres mientras el niño se entretenía jugando.

Una de las ruedas pasó por encima del cuerpo del muchacho, comprobándose después que había fracturado la base del cráneo produciéndole la muerte instantánea.



Y así creo que quedó su espíritu ligado a este lugar.

Pues si no hubiesen contado mis abuelos de ese rostro maliciento que habían visto en el lugar, no habría creído nunca que nada malo había pasado en la plaza.

Dicen los entendidos que cuando una muerte violenta e inoportuna te atrapa, cuando aún no es tu momento, tu alma queda ligada para siempre a un sitio.

Bien porque el mismo muerto no sabe de su fallecimiento o bien porque así ha sido estipulado por la providencia.

El caso es que aquella alma en pena tan joven se quedó con nosotros y se convirtió en leyenda en Orihuela.


IMPORTANTE:Por favor. Todos los lugares que aparecen en mi Blog son muy peligrosos. Están en ruinas y a punto de desplomarse o tienen un acceso con mucho peligro. No quiero que nadie se acerque nunca a uno de ellos. Podéis ver las fotos que acompañan cada entrada. Y si algún día pasáis junto alguno de los sitios mentados, miradlo de lejos. POR VUESTRA SEGURIDAD.


No hay comentarios:

Publicar un comentario