lunes, 31 de agosto de 2015

Leyendas de Orihuela: La Leyenda del Suicida


Basado en un testimonio real que un oriolano contó al viajero inglés y anticlerical Henry D. Inglis en el año 1830 en uno de sus innumerables paseos por la ciudad.

Un fraile de un convento de Orihuela  tras sentirse tentado por los placeres de la carne subió a la montaña para pedir a Dios que le ayudara a vencer tal tentación.

Una vez que llegó al lugar, las imágenes sexuales que lo torturaban volvieron a repetirse y desoyendo la voz de Dios que empezaba a sonar en su interior pero que era incapaz de escuchar y sintiéndose abrigado por los cielos que parecía poder alcanzar con los dedos de la mano no vio otra salida que la de despeñarse

El hombre se dejó caer al vacío y todo habría terminado en ese momento si la mano de Dios no hubiese intervenido ya que envió a dos de sus mejores ángeles para que detuvieran la caída del hombre.

Poco más tarde aparecieron en la cima del risco escarpado desde donde el fraile saltó una cruz de madera. Y otra más abajo que apareció en el lugar exacto en donde los ángeles lo depositaron para que no sufriera ningún daño.

Varios años después, el fraile murió de muerte natural y fue enterrado a los pies de la segunda cruz.

LEYENDAS DE ORIHUELA

No hay comentarios:

Publicar un comentario