domingo, 6 de septiembre de 2015

Orihuela milagrosa: La Resurrección del niño que cayó al pozo



En el año 1679, el hijo de Vicente Bernisola y María Martínez, vecinos del convento de Capuchinos de Orihuela (Ya desaparecido) jugando junto a un pozo, perdió pie y cayó en su interior.

Cuando los lugareños lo rescataron de este, el niño ya se encontraba sin vida.

Como última esperanza, levantaron su cuerpo y se dirigieron con él a la Iglesia y lo depositaron ante el altar de la virgen.

Todos congregados allí se postraron ante Dios y comenzaron a rezar para pedir que el niño volviera junto a ellos.

Y resulta que alguien en los cielos se apiadó de sus tristes almas pues al poco el niño recuperó la vida y se abrazó a sus padres que no pudieron contener las lágrimas entre el clamor popular.

Fuente: LA VERDAD DIGITAL Artículo de D. Antonio Luis Galiano.publicado el 13 de Febrero del 2015.

MILAGROS DE ORIHUELA

2 comentarios:

  1. Has documentado bien esa historia? No tenía ni idea de ella. Mola mucho tu blog, sigue investigando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso estoy.
      Me alegro de que te guste.
      He puesto un enlace a la fuente de donde saqué los datos.

      Eliminar