viernes, 16 de septiembre de 2016

La Leyenda de la Virgen de las Angustias


Cuenta una vieja leyenda, que en el antiguo Camino de Cartagena, hoy carretera de Arneva, a una distancia de 1 km antes de llegar a Orihuela, se encontraba un granjero arando la tierra el 21 de octubre de 1648 cuando golpeó con su herramienta un objeto sólido que le llamó la atención.

Se puso a excavar con gran interés creyéndose agraciado por un inmenso tesoro al observar que se trataba de un cofre.

Cuando consiguió sacarlo de su sitio, lo abrió con cuidado y contempló con resentimiento en un principio pero gozo después que el cofre escondía la imagen de una virgen tallada en madera y que llevaba en sus brazos a una pequeña criatura que no mostraba señales de vida sobre su regazo.

La imagen fue trasladada al convento de San Sebastián en donde se le daría culto hasta el año 1731.

Ocurrió que la gente pedía con ganas que la imagen volviera a su lugar de origen, el sitio donde había sido encontrada inicialmente. Y así se hizo, se trasladó a la orilla del camino de Cartagena en donde se edificó una ermita.

Desde entonces, se comenzó a realizar una romería de ida y vuelta que iba desde la capilla hasta la Iglesia de Santa Justa y Rufina. Durante el mes de septiembre para celebrar el novenario que coincide con la festividad de los Siete Dolores de la Santísima Virgen.

En el año 1926, dejó de practicarse esta tradicional romería para construir en el lugar de la ermita, una de mayor capacidad que pudiese albergar a más cantidad de feligreses y poder oficiar misa.

A partir de aquel año, la procesión anual pasó a celebrarse por los caminos y veredas que bordean la ermita.

Lamentablemente, en la Guerra Civil, la imagen original se perdió para siempre.

Pasada la guerra, el eco de la tradición llamó a las puertas de las familias Illescas y Seva, del camino de Cartagena que sufragaron los gastos para construir otra Virgen de las Angustias con la que seguir celebrando el culto.

Tuvimos que llegar al año 2012 para que se recuperara completamente la tradicional romería que traslada la imagen entre la antigua ermita y la Iglesia de Santa Justa y Rufina. Y otra procesión de retorno la Noche de Dolores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario