sábado, 22 de octubre de 2016

FICCIÓN: Lugares Malditos de Orihuela: 2. La calle del ladrón de almas



Casi nadie lo conoce, pero cuentan de un lugar de Orihuela, que por las noches un visitante indeseado hacía su aparición.

De aspecto terrible, las personas que han sobrevivido a semejante espanto, muestran todavía hoy día las huellas de su dolor.

Unas marcas como de arañazos en diversas partes del cuerpo.

La cicatriz ha quedado eterna sobre su piel.

Este lugar terrible era visitado por un ente alargado de aspecto siniestro que vestía siempre de ropa oscura, como si fuese de luto riguroso o estuviese embutido en una túnica negra. que con sus frías y alargadas manos blanquecinas robaba el alma de nuestros seres más queridos.

Parecía una mujer mayor vestida de luto riguroso –me dice la testigo.

Mira, aún me queda este recuerdo de cuando vivía allí y me atormentaba por las noches.

La mujer, se baja un poco la blusa por la espalda y me enseña unas marcas en forma de arañazos cuyo origen me asegura provenían de las garras de aquel ser monstruoso que la visitaba dormida cada noche mientras permanecía en su antigua vivienda.

Así fueron sustraídas las pequeñas almas de varios niños inocentes.


La única casa afectada que queda en pie

Las crónicas documentan la muerte de 5 niños, algunos con apenas unos días en extrañas circunstancias. Muerte súbita diríamos hoy.

Pero los habitantes de aquel lugar saben que fue por otros motivos más tenebrosos.

Cuando hicieron la obra, el colegio que hay actualmente, El Oratorio Festivo, le ofreció a los vecinos que entregaron sus casas, una cantidad de dinero que algunos se negaron a aceptar.

Sólo querían salir de ese sitio y empezar una nueva vida alejados del misterio y de los horribles sufrimientos y malos recuerdos que dejaban para siempre en aquel lugar maldito.

Las camas, los cuadros, los sillones y sillas, todo se dejó allí.

Algunas vecinas, acudían a un sacerdote pidiéndole auxilio, pero el cura no las creía y las trataba de locas.

Determinados objetos de las viviendas, como por ejemplo un cuadro en concreto, se lo encontraban por los suelos cada mañana al pasar por una de las habitaciones en donde habían dado luto a sus niños fallecidos.

El cuadro aparecía en el suelo sin ningún tipo de marca, era colocado en su sitio y al día siguiente volvía a aparecer otra vez en el suelo. Curiosamente sin romperse.

Una de las familias llegó a sentirse muy asustada y le cogió pánico a la habitación en donde se producía dicho fenómeno.

Por las noches, las viviendas afectadas lucían todas sus luces encendidas por el temor a quedarse a oscuras, creyendo que de esta forma espantarían al intruso.

Aquí se originó el fenómeno

Pocos días antes de abandonar una de las casas, que lamentablemente fue derribada en la zona donde ahora está el campo de fútbol del colegio, se originó un fuego en extrañas circunstancias cuyo origen no puedo explicar ninguno de los bomberos que acudieron a sofocar las llamas.

Una curiosidad más:

La mayoría de los bebés que fallecieron en este lugar habían nacido durante el mes de diciembre en diferentes años como se puede comprobar en sus partidas de nacimiento.

ACTUALIZADO 4/11/2016:

Una persona que participó en una de las famosas Rutas del Miedo, me relata que cuando era pequeña conoció una casa que estaba situada justo en el lugar del que estamos hablando en el Blog.


Iba de acompañante de su tía que estaba viendo casas para comprar y esa se la ofrecieron a buen precio. 

Curiosamente, yo aún no se lo había mencionado.

Me cuenta, que desde siempre, tiene un sueño que se le ha ido repitiendo durante toda su vida y que parece acompañarla como un aviso eterno de peligro.


Ve en su sueño, la casa emplazada justo donde ahora está el campo de fútbol y me la describe con un gran patio interior que no puede borrar de su memoria.

Incluso esa misma semana ha soñado con ella.


A principios de año me pasé por ahí, escamada por los extraños y repetidos sueños e intenté ubicarla pero no pude. 

Sé que estaba ahí pero no el lugar exacto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario