viernes, 5 de agosto de 2016

Crímenes de Orihuela: El Crimen de la Taberna de Hurchillo


A poca distancia de aquí, concretamente en el camino que lleva a Hurchillo, ocurrió un desagradable crimen el domingo 29 de septiembre de 1929.

Era ya entrada la noche cuando en una de las tabernas huertanas de la carretera de Hurchillo, dos hombres mantenían una acalorada discusión.

Lo suyo ya venía desde mucho atrás. Eran clientes habituales del local y siempre estaban enzarzados en terribles disputas que en ocasiones incluso habían acabado en agresión.

Los dos hombres se temían pero a la vez se buscaban mutuamente porque parece ser que a los dos les gustaba “picar al otro”.

Cuando uno decía una cosa, el otro le respondía con lo contrario.

Pero aquel maldito día, todo iba a cambiar, porque uno de ellos venía armado.

El Cuadrao, que así lo llamaban todos los que lo conocían se enfrentó a El Nieto (Manuel Lidón).

Más animado que de costumbre por haber bebido más de la cuenta, sacó El Nieto un arma de fuego y realizó tres disparos que impactaron en El Cuadrao.

Los gritos despertaron la conciencia del agresor percatándose de lo que había hecho y varios de los que allí estaban pasando la noche cogieron al herido y lo trasladaron a la Casa de Socorros en donde le practicaron una primera cura de urgencia.

Luego fue trasladado al Hospital San Juan de Dios de Orihuela donde no pudieron hacer nada por el desgraciado que murió a las pocas horas en la madrugada.

Manuel Lidón fue arrestado y conducido a la cárcel en donde se le mantuvo incomunicado hasta que el juez distase su condena.






No hay comentarios:

Publicar un comentario