martes, 13 de septiembre de 2016

Los Dulces del Convento de la Trinidad


Por boca del propio demonio hemos oído escuchar que en una hermosa ciudad de la Vega Baja, allí donde se asienta el monte san Miguel, se esconde un lugar mágico en donde es difícil no caer en la tentación.

El pecado en forma de dulces realizados a mano por unas monjas que viven en la austeridad siguiendo sus votos de castidad y pobreza.



Estos dulces han sido declarados divinos placeres de la humanidad y una importante cadena de tiendas intentó conseguir la comercialización en sus centros de estos gloriosos pasteles.

Por supuesto, las monjas oriolanas del Convento de la Trinidad, se negaron, rechazando la propuesta del Corte Inglés.

Pero para todos aquellos que quieran probar uno de los bocados más sabrosos de España, que acudan a las puertas del convento.


Abierto todo el año.
Lunes a sábado: 
Mañanas 10 - 13:30  
Tardes 16:30 - 18:30

No hay comentarios:

Publicar un comentario