martes, 12 de julio de 2016

El gatito y El Milagro de Santo Domingo


Para el amante de curiosidades, misterios y tradiciones de la querida ciudad de Orihuela, tengo una que hará de sus delicias.

En el todopoderoso Colegio de Santo Domingo, concretamente en el Refectorio, se puede observar un cuadro enmarcado por un arco de medio punto y que tiene por nombre “El Milagro de Santo Domingo”.

Dicho cuadro fue pintado por el pintor valenciano Senén Vila en 1683 y está considerado como el mejor de sus lienzos. (Lástima el estado de conservación de tan majestuosa obra).

En el mencionado cuadro, se representa un refectorio de un convento de Dominicos en donde la escasez de alimentos hace que se produzca el milagro y unos amables ángeles bajen con las manos llenas para repartir entre la hambrienta comunidad.

Pues bien, cuenta la tradición oral que ha pasado de generación a generación, de padres a hijos,  de maestros a alumnos, que el gato que aparece a la derecha del cuadro tiene un significado simbólico muy importante.

Durante casi todo el año, este pequeño animalito permanece oculto bajo la sombra.

Pero al acercarse la época estival de las vacaciones, la luz del sol empieza a acariciar a dicha figura.

Por eso cuenta la tradición que cuando la luz empieza a dar sobre el gato es el momento de partir para disfrutar del milagro de las vacaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario