martes, 10 de enero de 2017

Los Heroes Oriolanos Olvidados: 7. El Dr. Carrió Aledo



¿Quién fue este hombre? 

Este doctor que cuando murió cientos de personas de origen humilde acompañaron su traslado al cementerio de Orihuela con síntomas de sincero sentimiento de aflicción en espontánea y revuelta confusión.

Acudieron a tributar el postrer homenaje al que con entrecortados sollozos llamaban su padre y recibiendo con lágrimas de verdadero dolor el féretro le acompañaron hasta la puerta de su última mansión. 


¡Jamás cadáver alguno tuvo más digno acompañamiento!

Víctima del Cólera-Morbo Asático que contrajo en su asistencia diaria a los enfermos pobres de dicha enfermedad.

Con sus propias manos y con todo aquello que le concedió la ciencia.

Dicen que su historia se puede sintetizar en dos palabras: “Fue médico y cumplió siempre con su deber”.


Durante los veinte años que desempeñó la plaza de médico del hospital, cedió en favor de aquellos, su modestísimo sueldo. 


¿Puede darse más bello rasgo de su corazón noble y caritativo?

Como valeroso soldado de la ciencia, luchó en su puesto de honor, en primera línea y no se dio por rendida su trabajada naturaleza, hasta tanto que la enfermedad, con su terrible agudeza lo postró en el lecho: rudo combate entabló con la dolencia, momentos hubo en que sus deudos y amigos creyeron ver en su deseo, sin tornas de un deseado restablecimiento, más ¡gana ilusiona un recrudecimiento tan terrible en el cólera morbo, agotó su existencia, sin ser bastante a impedirlo todos los recursos de la ciencia aportados a su lecho por toda la clase médica, que trabajó con sobrehumano esfuerzo por arrancar de las garras de la muerte al compañero y al amigo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario